Mediación Fluida: El nuevo paradigma de la mediación

La mediación fluida nace de una necesidad; Con el incremento del uso de todos los servicios que ofrecen las compañías telefónicas, también crece la cantidad y la complejidad de los datos que las mismas deben procesar de manera interna.

Esta situación ha puesto en jaque a los sistemas internos de las telefónicas que deben crecer su capacidad de procesamiento y almacenamiento de datos así como también aumentar los recursos humanos y de procesos internos destinados a implementar y optimizar las reglas de mediación.

Los registros de uso de voz en una telefónica son conocidos como cdr y sirven para transformar el uso de un servicio contratado por un cliente en información que las telefónicas transforman en facturación, prevención de fraude y muchos otros procesos internos de altísimo valor.

En definitiva, las empresas tienen un problema derivado del gran aumento de cdr y de cómo manejarlos internamente para que su procesamiento no afecte sus servicios.

¿Cómo enfrentar el problema del aumento de los cdr?

Existen dos maneras de suplir el uso creciente de cdr de la telefónica. Por un lado pueden ampliar su capacidad de almacenamiento y procesamiento aumentando así sus costos. Por otro lado, pueden optimizar sus procesos para que, a medida que crezca la cantidad de datos, se vuelva cada vez más eficiente y el costo por procesar y almacenar los datos sea menor. Para esta segunda opción, es decir, para optimizar los recursos de almacenamiento y procesamiento nace un nuevo concepto de mediación. La mediación fluída.

¿Cómo funciona la mediación Fluida?

La mediación fluida, a diferencia de los sistemas de mediación tradicional, entrega una solución punto a punto en tiempo real, obteniendo los cdr directamente de los elementos de red, insertándose en un flujo de datos, transformándolos y distribuyendolos para todos los destinos.

En definitiva, el medio actúa generando las condiciones ideales para que un algoritmo  y sus reglas programadas generen cambios sobre los cdr sin escribir archivos.

De esta manera se entregan los cdr al destino final en una versión que por formato y/o contenido se adecúa a las necesidades específicas de cada destino.

Se llama mediación fluida ya que se le asigna al cdr la principal propiedad de los fluidos; Adquiere la forma del medio que lo contiene. De esta manera los cdr fluyen desde los nodos de su red hacia su destino de manera más óptima lo que se traduce en mejores resultados de negocio.

¿Qué es Mezzo?

Mezzo es un sistema de mediación distribuido que utiliza el innovador concepto de mediación fluída para optimizar los recursos utilizados en los cdr de manera que ahorra hasta un 85% en almacenamiento y hasta un 75% en tiempo de proceso.

¿Por qué Mezzo es una gran herramienta?

5G comienza a consolidarse en todos los mercados, lo que generará un crecimiento exponencial en la cantidad de datos que las empresas telefónicas deberán procesar, uno de los principales protagonistas del mercado de la mediación ya lo dejó claro en su publicación del último trimestre: El potencial de optimización se encuentra en el software de Mediación

Analicemos con mayor profundidad los factores que hacen que la mediación fluída pueda ahorrar hasta un 80% en recursos a través de sus procesos de mediación.

Para ello comencemos por el principio:

¿Cómo funciona la Mediación Tradicional?

Cad avez que un usuario final utiliza un servicio que ha contrarado en su compañía telefónica (internet, llamadas, sms,etc.) se registra un CDRr en el elemento de red usado para ese evento.

Luego de finalizado un evento de telecomunicación los cdr se acumulan en el elemento de red, hasta que se llega a determinado criterio disparador que cierra un lote de cdrs en un archivo. Por lo general el criterio es por tamaño o por tiempo.

Es decir, que luego de determinado tiempo o tamaño de archivo, el mismo comienza su proceso para ser transformado en información útil para la empresa. Por ejemplo, en datos de facturación.

Este archivo se transfiere, se almacena y se procesa en el sistema de mediación. Este proceso aplica a cada tipo de tráfico y funciones asociadas a los sistemas destino. Usualmente el archivo es leído, copiado, movido varias veces en ese servidor y como resultado final de las funciones de mediación se generan varios archivos con similar información y diferente formato para ser distribuido a distintos sistemas.

Es el equivalente a tener un documento impreso en papel e imprimirlo cada vez que se genera un cambio sobre el mismo documento.

¿Por qué es mejor la Mediación Fluida?

El tráfico de registros de eventos está en constante aumento y la llegada de nuevos servicios cada vez se registra más información de uso. Esto hace que acumular en un elemento de red consuma más recursos del mismo y los archivos generados serán muchos más y de mayor tamaño.

Almacenar y mover esos datos dentro del sistema será ineficiente. El concepto de mediación fluida se basa en usar el flujo de generación de registros e ir transformándolos  a medida que se generen, esto es, no acumularlos en archivos y en consecuencia ni transferir ni almacenar los mismos.

¿Dónde hace Mezzo la diferencia?

Mezzo rompe lo que denominamos “el paradigma del archivo”, en lugar de recuperar, transformar y transferir archivos, se pueden transferir los cdrs desde los elementos de red vía protocolos de transmisión (AFT/MTP/FTAM/SCP,FTP, etc) a Mezzo.

En Mezzo hay varios procesos que atienden la llegada de los cdr y los introducen en un flujo y a medida que “fluyen” los CDRs, se van mediando, es decir se le van aplicando las funciones de mediación (reglas) correspondientes a su tipo de tráfico.

Las funciones de mediación van desde las más sencillas (filtrar, validar, concatenar, etc) hasta las más complejas (reglas customizadas definidas por el usuario).

Durante la mediación los CDRs no se almacenan solo van fluyendo de regla en regla y al final se consolidan los CDRs mediados (transformados).

Muchas empresas siguen trabajando con archivos de CDRs, para integrarse, Mezzo

proporciona una capa de integración tres niveles:

  • Conectores: Implementan los protocolos de transmisión necesario para obtener los CDRs directamente desde el elemento de red a Mezzo.

      ● Decodificadores: Traducen de formato propietario a formato Mezzo (normalized udr – json)

      ● Adaptadores y API: Adecuan los archivos de cdrs a los flujos de Mezzo y las salidas de Mezzo a los sistemas existentes.

¿Qué es Mezzo?

En definitiva, Mezzo es un cluster de ejecución y control de flujos de mediación distribuidos. Estos flujos, son grafos dirigidos acíclicos de nodos que forman topologías.

Los flujos, reciben registros de los nodos anteriores y aplican reglas transformando, aumentando y filtrando campos de los registros y enviandolos a los nodos siguientes. Cada nodo posee una o más reglas de mediación. Estas reglas son programables en JavaScript (ECMA6) con la ayuda del editor de flujos. Adicionalmente cada flujo define un conjunto de funciones y constantes reutilizables por todos los nodos.

En cada nodo se especifican los campos de salida y las reglas actúan sobre los campos de entrada.

¿Cómo comenzar?

Mezzo es una herramienta que permite optimizar tus recursos en procesos de mediación.

El primer paso para disminuir tus costos en hasta un 80% es coordinar una llamada con el equipo de especialistas que de manera gratuita generarán un primer diagnóstico para ver el potencial de la herramienta específicamente en tu negocio.
Coordina tu llamada aquí

»